A glimpse of diamonds…

I know she’s here
She has always been here.
Waiting for the signal
that could change everything.
But will it do so?

You’ll see a glimpse of love and tender,
Occasionally,
Dancing in circles
As if those were the perfect circumstances
As if those were intermittent arrows that move through time and space.

You’ll see a smile
You’ll think that’s it
You’ll say “that’s it”
You’ll think you managed
to crack down my shell.

Instead, she’ll take me with her in silence.
I won’t perceive her movements
Her secretive rythims
Casting spells
Throwing everything I fought for to the ground.

You’ll see a glimpse of fear,
And you’ll think that’s freedom.
You’ll feel it is a gift flying in circles
But it is only us, becoming one again.
She won’t leave my head, my chest, my blood.

I belong to her.
She belongs to me.
We don’t know how to stay away.
The glimpse of diamonds will be forever our dance.

Los días de encierro

Nunca me he sentido enjaulada en mis propios laberintos.

Soy un minotauro bien entrenado .

Vagando por las esquinas de mis confines,

acelero el paso y luego lo aflojo.

Sé muy bien dónde esconderse del miedo.

Cuando no nos conocíamos

Me puse a leer el horóscopo de entonces, el de antes de encontrarte. Para ver qué hicimos mal. O bien. O intermedio.

No me dijo nada sobre nuestro idilio. Me dijo muchas cosas sobre mí y entendí qué pudo ir mal. A veces así es la vida. Una piensa que te lleva por una dirección y ya se ha torcido antes que te des cuenta. Bienvenidos a la vida real.

Cuando no nos conocíamos parecía fácil sonreirle al futuro. Yo lo hice varias veces. Pero encontrarnos elevó esa sonrisa a todos los confines del mundo.

Gracias por aparecerte y reír con mis angustias.

Ahora que nos conocemos, quién sabe cómo podremos olvidar la risa. ¿Es necesario olvidarla? ¿Tú quieres? Yo, aunque el horóscopo no hable de nosotros, no quiero.

Montañas

Así empieza todo,

escalando una montaña.

Y después de un segundo, al arribar a la cima,

contemplamos lo vasto, y sentimos el tiempo.

Así cambia todo,

al bajar el extremo

si no tenemos cuidado, acabarán por perdernos.

Ecologista

Mi poesía es ecológica.

Recién me llega el eco.

También es futurista. A veces clarividente.

Mi poesía me envenena en una enredadera de palabras.

Sale sin ser llamada, para declarar la paz y los fines del mundo.

No sé hablar de mí, sin hablar del viento.

Las historias cotidianas, las risas,

el espectro de las cosas, no está presente en mis párrafos.

A veces me siento incompleta. Me siento tan rota por hablar de sal y roca.

Algún día escribir estas imágenes, tendrá un sentido.

Encontrar un tesoro

A veces te miro y con sólo admirarte a la distancia sé que hay algo mágico en como cantas al viento.

Guardar el secreto de saber que te pienso es lo más difícil.

Encontrar un tesoro parece tan fácil.